• Fire & Safety

Consideraciones de seguridad para el almacenamiento de vacunas a temperatura muy baja

Actualizado: feb 25



Mientras la mayor parte de EEUU, y varios países alrededor del mundo, están experimentando un resurgimiento en casos positivos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19, algunas noticias positivas de la pandemia han llegado en forma de vacunas siendo aprobadas y elaboración de planes para su distribución masiva. Esta nueva actividad significa que muchos hospitales, centros de cuidados a largo plazo, autoridades, y distribuidores están actualmente evaluando diferentes variables asociadas a la gestión de la logística de la vacuna en una manera eficiente y segura.


La nueva vacuna contra el coronavirus necesitar almacenarse en un ambiente con temperatura muy baja. Algunas de las maneras siendo discutidas para proporcionar el almacenamiento criogénico necesario incluyen unidades impulsadas por compresor que tal vez usan refrigerantes inflamables tales como R290 (propano), y luego nitrógeno líquido o hielo seco. Estas soluciones y el potencial de temas de protección contra incendios y seguridad humana también están siendo considerados por personas proactivas responsables por la gestión de instalaciones, cumplimiento normativo, y respuesta a emergencias.

Aunque los códigos y normas de NFPA no hacen referencia a una gran cantidad de información directamente relacionada al almacenamiento de vacunas, pensamos que sería un buen momento para proporcionar algunos criterios sobre las tres opciones de refrigeración mencionadas aquí.

Refrigerantes inflamables El aumento en uso de refrigerantes inflamables ha recibido mucha atención en años recientes. La Fundación de Investigación de Protección contra Incendios, la rama de investigación de NFPA, ha llevado a cabo varios estudios sobre el tema y esos hallazgos han ayudado a informar el desarrollo del nuevo curso sobre refrigerantes inflamables para bomberos. Ambos la investigación y el curso indican que los riesgos asociados con los refrigerantes inflamables son lo suficientemente significantes como para cambiar los códigos y normas de NFPA, pero es importante recordar que los refrigerantes inflamables son reconocidos como un refrigerante A3 con menos toxicidad y mayor inflamabilidad. El Capítulo 53 de NFPA 1, Código de Incendios, incluye amplias referencias a refrigerantes donde se almacenan más de 30 libras (13.6 kg). El capítulo también indica que donde los refrigerantes inflamables exceden las 6.6 libras (3 kg), debería haber sistemas de control de emergencias. Se pueden encontrar requisitos adicionales para refrigerantes inflamables en requisitos de listado y en normas de la industria desarrollados por ASHRAE.

Nitrógeno líquido El nitrógeno líquido es otra opción viable para proporcionar temperaturas muy bajas de almacenamiento. Aunque el nitrógeno no es inflamable, presenta varios peligros que hay que abordar. Por ejemplo, NFPA 55, Código de Líquidos Criogénicos y Gases Comprimidos indica que hay que separar recipientes criogénicos estacionarios en instalaciones externas de exposición en lugares de reunión pública o áreas de pacientes no-ambulatorios. El almacenamiento en interiores también requiere adecuada ventilación mecánica.

Hielo seco El hielo seco es la tercera opción mencionada para almacenar vacunas a temperaturas apropiadas – particularmente mientras se transportan. El hielo seco es dióxido de carbono congelado, y al igual que el nitrógeno, no es corrosivo, inflamable o toxico. No hay restricciones sobre las cantidades de hielo seco en códigos como NFPA 400, Código de Materiales Peligrosos o NFPA 55 (que sí cubre el dióxido de carbono liquido en tanques u otros recipientes), pero hay peligros potenciales como asfixia (a medida que se derrite el hielo seco se convierte en dióxido de carbono gaseoso y si no hay suficiente ventilación puede reducir los niveles de oxigeno en el aire), quemaduras, y explosiones (si se guarda en un recipiente sellado donde los gases no pueden escapar). Anticipando potenciales desafíos de respuesta a incidentes con hielo seco, la Asociación Internacional de Jefes de Bomberos publicó un papel blanco (en inglés) el mes pasado delineando los posibles peligros que pueden llegar a enfrentar los socorristas con hielo seco.

A pesar de que los códigos y normas de NFPA no hacen referencia requisitos específicos para que las comunidades se preparen al almacenamiento de temperaturas bajas de la vacuna contra el COVID-19, nos alienta saber que los funcionarios de códigos, los bomberos, trabajadores calificados y otros responsables por la seguridad humana están haciendo preguntas sobre los potenciales peligros que pueden surgir con las más recientes prácticas de la pandemia. Esta forma de pensar y tendencia por conectar los puntos de seguridad es exactamente lo que promueve el Ecosistema de Protección contra Incendios y Seguridad Humana de NFPA.

NFPA tiene una amplia gama de recursos disponibles sobre consideraciones de seguridad durante la pandemia las cuales puede leer en nuestra página web.

Jonathan Hart, P.E., Líder Técnico, Ingeniería de Protección contra Incendios en NFPA Si este artículo le resultó útil, suscríbase al boletín Nexo NFPA para obtener contenido mensual y personalizado relacionado con el mundo de los incendios, la electricidad y la seguridad humana y de la construcción. Source: NFPA

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Una mejor comprensión de la NFPA 70E® Ed. 2021

Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de trabajo® "Se completó la segunda reunión preliminar para NFPA 70E, Norma para la seguridad eléctrica en el lugar de trabajo. Hubieron 45 segundas revisi